27 de diciembre de 2008

Las viajeras viajantes están de Viaje.
Su destino: Colombia y Ecuador

Mañana



Mañana por la mañana
Temprano de madrugada
Voy a enderezar mi vida
No más vicio ejercicio
No más conducta desordenada
No más seguir postergando los deberes diarios
No más sacarle el cuerpo a las responsabilidades

Mañana por la mañana
Apenas suene el despertador
Empiezo mi era ejemplar
Voy a hacer dieta dejar de fumar
A no mentir, a no explotar
A no dejar nada para mañana

Empiezo mañana por la mañana
Mañana por la mañana
Esta vez si es en serio perseveraré en mi empeño
Mañana por la mañana
Dejaré los malos hábitos
Mañana por la mañana
Cinco en disciplina
Mañana por la mañana
Borrón y cuenta nueva mil y un propósitos me llenan
Mañana por la mañana
pintaré mi raya dejaré mi huella
mañana por la mañana
de ahora en adelante punto aparte

Música: Aterciopelados



Cada fin de año uno se prometo una serie de cosas que muchas veces no cumple. Esta canción relata una serie de promesas que se dejan para "mañana".
Feliz año adelantado para todos!

16 de diciembre de 2008

Peligro y enemigos potenciales




Un nuevo viaje para nosotras es sinónimo de jolgorio mientras para nuestras madres es sinónimo de angustia y sobre todo de PELIGRO.

Antes de sacar los pasajes o una vez sacados nuestros padres (sobre todo nuestras madres) intentan por todos los medios que cambiemos el destino o que en su defecto cancelemos el viaje.

Persuaden, tratan lograr su cometido con recortes de diario sobre la cama cuando una se levanta (los cuales habla del peligro del lugar al que vamos), mails con información tenebrosa, relato de nativos o conocidos que hayan viajado ahí (verdaderos e inventados), charlas en las cuales manifiestan su preocupación, llamados de nuestras abuelas, retos, llantos, sollozos, amenazas y gritos.

Al darse cuenta que es imposible cambiar nuestro parecer comienzan las charlas entre ellas en las cuales tratan de consolarse las unas a las otras y comparten sus delirios. En esas charlas predominan los tópicos: peligros y enemigos potenciales, éstos dependen del destino y de la situación actual de ese país.

Cuando viajamos a Bolivia el peligro era las "revueltas populares" que cortaban caminos y nuestros enemigos potenciales eran las pedreadas que nos podían propiciar los "revoltosos".

Cuando partíamos hacia Perú el peligro y enemigo potencial era el Sendero Luminoso. Justo unos días antes de que partamos a Iquitos, ciudad desde donde iniciaría nuestro viaje amazónico, el Sendero Luminoso había atacado luego de años sin actuar un estado peruano muy próximo al de Iquitos.

Cuando embarcaríamos en el Amazonas el miedo de alguno de los padres eran crease o no los "caníbales", creían que nosotras íbamos a desvirgar el Amazonas con machete en mano, no se hacían la idea que dentro del Amazonas hay ciudades en donde vive gente y que ésta tiene que transportarse de una ciudad a otra en los barcos que nosotras tomaríamos. Además de los caníbales también estaban los animales peligrosos que podían atacarnos (Annie nuestra amiga yankee llegó a llevar un antídoto para serpientes) y la malaria. Les tenían más miedo a los animales que a los seres humanos, gran error.

En nuestro viaje a México el peligro estaba en el DF, en los enfrentamientos violentos entre maestros y el gobierno (represión incluida), en los secuestros y los asesinatos en manos de narcos, los zapatistas, entre otras cosas.

En Centroamérica el enemigo potencial eran las Maras y los resabios de la cruenta guerra civil. La abuela de Euge antes de que ella parta llamó insistentemente llorando por temor a las Maras y su violencia.

Malaria, comida, agua, baños, higiene, bondis, noche, enfermedades, robos, secuestros, maras, hablar con extraños son alguno de los peligros y enemigos potenciales de la lista pero esta lista es eterna.

Una vez que partimos (en micro, avión o bote) hacia nuestro destino, automáticamente entramos en trance mientras que nuestras madres comienzan su “calvario” haciendo la cuenta regresiva para ver cuando volvemos sanas y salvas (si logramos zafarnos de los enemigos que están agazapados).

Mi madre comienza a rezar para que pipi y yo no vayamos solas al baño, para que no nos metamos en lugares peligrosos o “hagamos alguna locura”, la madre de sofi bu reza para que no se desmaye, no se enferme, no la internen o se pierda (ella o todas sus cosas), la madre de euge reza para que no la coman las pirañas o no la ataquen las maras y la madre de cande reza y reza sin cesar para que ella no se acerque a los precipicios…

10 de diciembre de 2008

17 días


Después de tanto esperarlo y planearlo, sólo 17 días nos separan de nuestro destino.

Sólo un par de responsabilidades, algunos finales, algunas monografías por entregar, algún mínimo deadline por cumplir.

Sólo un par de eventos de fin de año, una reuniones con distintos grupos de amigas, quizas una fiesta laboral o una navidad en familia.

Sólo 17 días de esta vida que llevamos esos 335 días en los que vivimos en Buenos Aires. Esa vida que nos tiene tan sugestionadas que una entrega, una clase especial, una entrevista o un video institucional se convierte en primordiales. Y el eje del día a día se torna una carrera, un título o un trabajo.

Y nos convertimos en tan parte del sistema que cancelamos Noches Bohemias o juntadas con amigas por cosas que tendrían que estar mucho mas abajo en la lista de prioridades.

Lo único que nos salva de no sumergirnos del todo en la abrumadora nada que podría ser la existencia es la plena de conciencia de que estamos al borde del abismo, que estamos ahi, atrapadas entre las barreras de las imposiciones sociales, atadas a las cadenas de las responsabilidades profesionales, moviendo con vehemencia, como ratón de laboratorio, esa enorme rueda capitalista que gira y gira y hace girar todo el intrinsicado mecanismo que nos rodea mientras nosotras quedamos inmóviles y agotados por el esfuerzo.

Y en esa plena conciencia de nuestra enorme jaula nos permitimos soñar y planificar con nuestros viajes. Esos pocos días al año donde somos totalmente libres, donde somos sólo nosotras y el mundo y nos nos percata lo que se espera de nosotras o lo que la sociedad piense. Donde podemos hacer lo que queremos, decir lo que queremos y vestirnos como queremos porque todo depende de nosotras.

Y esto no significa que automaticamente rompemos todas las barreras sociales, morales y de moda. Simplemente significa que podemos hacerlo. Y si lo hacemos... lo hacemos felizmente. Y si no lo hacemos... decidimos no hacerlo con la plena conciencia de que podríamos haberlo hecho.

Pero lo mejor de todo es que el viaje no es una simple escapada, una simple pausa de nuestra "vida real", una huída de esa jaula, uno segundo de libertad en entre la monótona eternidad. El viaje es un estilo de vida, una ideología, una forma de ser. Es una aprendizaje, una doctrina que se va consolidando cada vez que sumamos un sellito al pasaporte, como una nueva dósis de aquella vacuna que nos dimos por primera vez cinco años atrás.

Entonces, después de tanto esperarlo y planearlo, sólo 17 días nos separan de nuestro destino.

En 17 días nos vamos a Colombia... y llegamos a casa.

18 de noviembre de 2008

El encanto del amazonas







La grandeza de la naturaleza...
El corazón de la selva amazonica... 6 mujeres admirando su belleza, su excentricidad
Semejante monstruo natural nos rodea con sus plantas y gigantescos arboles...
Estamos perdidas en medio de un gigante verde que no sabemos a dónde nos lleva
Nuestro guia Rafael nos ha abandonado por la noche dejándonos a la intemperie
Sabemos que Manaos esta a unos 200 km tomando algun canal del rio
Pero el rio nos ha engañado y su silencio nos desorienta cada vez más
Los delfines rosados nadan y saltan alrrededor nuestro
Las pirañas han dejado de mordernos,
El oso perezoso nos saluda con sus garras, haciendo un cariñoso y lánguido gesto,
Todo parece indicar que debemos quedarnos a morar aquí...
Y semejante arbol!... no nos alcanza la vista para contemplarlo,
Quizas si lográramos treparlo alcanzaríamos a ver la ciudad y obtendriamos la orientación necesaria, pero la falta de ramas hace imposible dicha aventura
La selva comienza a conquistarnos con sus atardeceres resplandecientes,
Sus sonidos logran persuadir nuestros sentidos,..
Y comenzamos a enamorarnos de esta hermosa y rica obra de la naturaleza
De sus riquezas naturales, sus plantas medicinales, sus excéntricos insectos, sus salvajes animales, sus astutas serpientes, sus veloces felinos y sus tiernos ositos.
Y el tiempo pasa... y no podemos alejarnos...

6 de noviembre de 2008

América en llamas



Los caminos se bifurcaron pero se vuelven a unir. Y si!, esa fuerza de unión es tan fuerte que no puede romperse fácilmente. Aunque hubo problemas de destinos, tentaciones Cubanas, viajes familiares, quizás algún trabajo interesante o una beca reponsable, un curso de verano o un estudio de abogados, un canal de televisión o un colegio secundario, lo cierto es que las Viajeras-Viajantes vuelven a pisar la tierra Latina.
Y frente a este andar tan mágico pero real el planeta Tierra tiembla y se sacude de gozo. Desde un satélite logramos ver una América revolucionada...algo está sucediendo en este continente frente a tan emocionante noticia:

La Pachamama salta de alegría y los arribeños se enfrentan con los abajeños en Colchaca, en esas fiestas bolivianas que suelen hacer cuando empieza un nuevo año, realizando sus bailes ancestrales con ramas y chicha. Todo el pueblo, desde el más anciano hasta el más niño participa del festejo,

La selva Amazónicas cruje y se esperanza,
Los animales salvajes emiten sus sonidos fuertemente y hasta el oso perezoso intenta bailar al compás de la música amazónica, con sus movimientos bruscos y sus largas pero inútiles garras. Los delfines rosados se reúnen en el cruce de las aguas, esperando volver a encontrar esa energía positiva que conocieron hace ya dos años en una visita de las viajeras. Hasta las pirañas se alegran pero temen por su vida frente a los recuerdos de Cande- la mejor pescadora-.

En San Juan Chamula realizan sus ritos dominicales un Jueves y la capilla nunca se ha visto tan iluminada por las velas de agradecimiento frente a esta Re-Unión de las viajantes.

El mercado de Chichicastenango –Guatemala- estalla de júbilo y emoción y los telares bordados junto con sus costureras indígenas- Grandes mujeres con largas trenzas negras, que visten polleras largas y altas y blusas tejidas y bordadas con flores de colores- abandonan las ventas para festejar parándose sobre los mostradores, mientras siguen la coreografía al mejor estilo Disney,

El metro del D.F. deja de funcionar por unos instantes y semejante mounstruo urbano se paraliza de estrépito y asombro,

Las rocas de la pirámide de Chichen itza tiemblan y los monos enloquecen y comienzan a trepar las contrucciones mayas,

El volcán Pacaya estalla en un rio de lava ardiente y vivo,

El lago Atitlán comienza a agitarse de un lado a otro como muestra de sobresalto y regocijo,

Los sandinistas de Nicaragua salen a las calles a manifestar su júbilo y el EZLN se quita los pasa-montañas y deja las armas para realizar una gran fiesta en el caracol 2 –Oventik- donde ciudadanos comunes, autoridades del pueblo, de la Nacion y del EZLN se reencuentran y se abrazan, estréchándose las manos, luego de años de luchas y divisiones.

Machu Picchu se eleva tan altamente que logra alcanzar a la joven Waina –Pichu- y la besa fervientemente con pasión y locura.

En Salvador de Bahia se adelanta el carnaval y comienzan a verse bailes y disfraces en las calles, de forma sorprendente, en el temprano Noviembre.

La FARC, los paramilitares y los narcotraficantes de Colombia entregan sus rehenes en un abrazo simbólico con la sociedad colombiana y el Gobierno de turno.

El cerro rico de Potosi se alegra tanto que vuelve la alegría de plata y oro a los hormigueros subterraneos, que estaban abandonados por la miseria y la agonía. La riiqueza vuelve a poblar las montañas potosinas.

El mar caribe se vuelve más turquesa que nunca y se agita tanto que sus olas se convierten mágicamente en las mejores del mundo, tan cotizadas por los surfistas.

Los pelicanos de la costa pacífica se alborotan tanto que vuelan en picada hacia el mar y revolotean en una nube de peces en las orillas de sus costas.

TODA AMERICA ESTÁ EN LLAMAS. HAY QUE FESTEJAR QUE LAS VIAJERAS-VIAJANTES VUELVEN A SU TIERRA NATAL Y A SUS COSTUMBRES MOCHILERAS.

5 de noviembre de 2008

Mil vs Una

Sueño, ideas, brindis, proyectos, planes, mails, juntadas, reuniones de viaje, opciones, destinos, dilema, indecisoones, angustia. Charlas, convencimientos, alguna lágrima, muchas risas, recuerdos, fotos, ofertas de trabajo, división, angustia, mails, selva, más lágrimas. Noviembre, presión, llamados, más mails, Cuba, Colombia, Ecuador, agencias de viajes, agentes de viaje, páginas de compra de pasajes de viaje, fechas, diciembre, enero, febrero, ida, regreso, planificación, decisión, indecisión, miedos, charlas, mas gente, mas dilemas, mas indecisión, mas angustias. Fútbol, dólares, inseguridad, madres, jefes, olivos, calor. Pasajes.

Viaje.

3 de noviembre de 2008

Anotaciones para mi próxima visita a un mercado



Importante: ir con libretita para escribir.

1) Apenas se entra, cerrar los ojos e intentar descifrar este mundo desde los sonidos. Permanecer así un buen tiempo, primero absorbiendo la música en su totalidad. Intenta salir de la obviedad del mercado y ponerle una imagen a ese rumido. ¿Que veo? ¿Es un río que corre? ¿Un monstruo hambriento que gruñe frente a su futura presa? Es importante no permitir que los sonidos me contaminen y aferrarse a esa primera imágen que se va a venir a la mente.

2) Contar cada una de las tonalidades de los colores en un puesto de especies o frutas. Ponerle nombre y anotarlos ("amarillo sucio, amarillo teñido", "amarillo verdón" "amarillo dulce") ver si alguna viajera viajante cercana se anima a adivinar a qué color se refiere cada cosa. No olvidarse nunca de esos colores.

3) Anotar los nombres de productos o especies más bizarros que encuentren. Conseguir una buena colección de palabras extrañamente sonóricas. Luego, intercambiar con alguna voluntaria, agarrar sus palabras y que describa cómo se imagina que es ese objeto, el color, el olor, el tamaño, la función, cómo se siente al tacto, qué particularidades tiene. No vale contestar: blanco, rico olor, chiquito, se come, y suave. Hay que dsesarrollar las tonalidades del blanco, se describa el olor en su distintas etapas, se compare el tamaño, etc.

4) Hablar. hablar con todos los personajes que habitan en el mercado. Charlar con un puestero, preguntarle sobre su día de trabajo, de donde saca los productos que vende, acompañarlo un buen rato y ver como transacciona la gente.

5) Elegir un personaje: un turista, un cliente, un puestero, un transeúnte, e inventarle una historia. Crearle un nombre, una familia, un trabajo. Imagina qué va a bsucar al mercado, que quiere encontrar, a dónde va después, ¿hay alguien que lo espera?

2 de noviembre de 2008

Yo tengo un sueño



Estoy orgulloso de reunirme con ustedes este día, que será, en la historia, la más grande demostración para la libertad en la historia de nuestro país.

Hace cien años, un gran Americano, en cuya simbólica sombra estamos hoy parados, firmó la Proclamación de la Emancipación. Este trascendental decreto vino como un gran rayo de luz de esperanza para millones de esclavos Negros, cocinados en las llamas de una marchita injusticia. Vino como un lindo amanecer al final de una larga noche de cautiverio.

Pero cien años después, el Negro aún no es libre; cien años después, la vida del Negro aún es tristemente lisiada por las esposas de la segregación y las cadenas de la discriminación; cien años después, el Negro vive en una isla solitaria en medio de un inmenso océano de prosperidad material; cien años después, el Negro todavía languidece en las esquinas de la sociedad Americana y se encuentra desterrado en su propia tierra.Entonces hemos venido hoy día aquí a dramatizar una condición vergonzosa.

En un sentido hemos venido a la capital de nuestro País a cobrar un cheque. Cuando los arquitectos de nuestra república escribieron las magníficas palabras de la Constitución y la Declaración de Independencia, ellos firmaban un pagaré del cual cada Americano sería el heredero. Este pagaré era la promesa que todo hombre, sí, el hombre negro y el hombre blanco, tendrían garantizados los derechos inalienables de vida, libertad y búsqueda de la felicidad.

Es obvio hoy día que América ha incumplido este pagaré en lo que concierne a sus ciudadanos de color. En lugar de honrar esta sagrada obligación, América ha dado a la gente Negra un cheque malo; un cheque que ha regresado con el sello "fondos insuficientes". Pero rehusamos creer que el Banco de Justicia está quebrado. Rehusamos creer que no haya suficientes fondos en las grandes bóvedas de oportunidad de este País. Y entonces hemos venido a cobrar este cheque, el cheque que nos dará sobre manera la riqueza de libertad y la seguridad de justicia.

También hemos venido a este sagrado lugar para recordar a América la urgencia impetuosa de ahora. Este no es el momento de tener el lujo de enfriarse o tomar tranquilizantes de gradualismo. Ahora es el momento de hacer realidad las promesas de Democracia; ahora es el momento de salir del obscuro y desolado valle de la segregación al camino alumbrado de la justicia racial; ahora es el momento de sacar nuestro País de las arenas movedizas de la injusticia racial, a la piedra sólida de la hermandad; ahora es el momento de hacer de la justicia una realidad para todos los hijos de Dios.

Sería fatal para la nación pasar por alto la urgencia del momento. Este verano ardiente por el legítimo descontento del Negro, no pasará hasta que no haya un otoño vigoroso de libertad e igualdad.1963 no es el fin, si no el principio. Y los que pensaban que el Negro necesitaba desahogarse para sentirse contento, tendrán un rudo despertar si el País regresa al mismo oficio. No habrá ni descanso ni tranquilidad en América hasta que al Negro se le garantice sus derechos de ciudadanía.

Los remolinos de la rebelión continuarán a sacudir las bases de nuestra nación hasta que surja el esplendoroso día de la justicia.Pero hay algo que yo debo decir a mi gente, los cuales están parados en el umbral gastado que conduce al palacio de la justicia. En el proceso de ganar el lugar que nos corresponde, no debemos ser culpables de hechos censurables. No busquemos satisfacer nuestra sed de libertad con tomar de la taza de la amargura y del odio. Siempre tendremos que conducir nuestra lucha en el plano alto de la dignidad y disciplina. No podemos permitir que nuestras protestas creativas se degeneren en violencia física.

Una y otra vez debemos elevarnos a las majestuosas alturas del encuentro de la fuerza física con la fuerza del alma. La maravillosa nueva militancia, la cual ha envuelto a la comunidad Negra, no debería llevarnos a desconfiar de toda la gente blanca; porque varios de nuestros hermanos blancos, como se ve hoy día por su presencia aquí, han venido a darse cuenta que su destino esta amarrado con nuestro destino. Y ellos han llegado a darse cuenta que su libertad esta inseparablemente unida a nuestra libertad. No podemos caminar solos.

Y al caminar, debemos hacer la promesa que siempre marcharemos adelante. No podemos volver atrás.Hay aquellos que están preguntando a los devotos de los Derechos Civiles, "¿Cuándo estarán satisfechos?"

Nunca podremos estar satisfechos mientras que el Negro sea víctima de horrores indescriptibles de brutalidad policial; nunca podremos estar satisfechos mientras que nuestros cuerpos, pesados por la fatiga de viajar, no podemos alojarnos en los moteles de las carreteras y en los hoteles de las ciudades; no podremos estar satisfechos mientras que la mobilidad básica del Negro es de un barrio pequeño a uno más grande; nunca podremos estar satisfechos mientras que nuestros hijos están despojados de su personalidad y robados de su dignidad por un letrero escrito "Sólo Para Blancos", no podremos estar satisfechos mientras que el Negro de Mississippi no pueda votar y el Negro de New York crea que no tiene nadie por quién votar.

¡No! No, no estamos satisfechos, y no lo estaremos hasta "que la justicia corra como el agua y las virtudes como una fuerte quebrada".

Yo no desconozco que algunos de ustedes han venido hasta aquí con grandes esfuerzos y tribulaciones. Algunos de ustedes han llegado recién de unas angostas celdas. Algunos de ustedes han venido de áreas donde su búsqueda de libertad los ha dejado golpeados por la tormenta de persecución y derrumbados por los vientos de la brutalidad policíaca.

Ustedes han sido los veteranos de sufrimiento creativo. Continúen trabajando con la fé de que el sufrimiento no merecido es redentorio. Regresen a Mississippi; regresen a Alabama; regresen a South Carolina; regresen a Georgia; regresen a Louisiana; regresen a los barrios bajos y a los ghettos de nuestras ciudades Norteñas, sabiendo que de alguna manera esta situación podrá y será cambiada.

No nos revolquemos en el valle de la desesperación.Entonces les digo a ustedes, mis amigos, que aunque nosotros enfrentemos las dificultades de hoy y de mañana, aún yo tengo un sueño.

Es un sueño profundamente arraigado en el sueño Americano, que un día esta nación surgirá y vivirá verdaderamente de su credo, "nosotros mantenemos estos derechos patentes, que todo hombre es creado igual".

Yo tengo un sueño que ese día en las tierras rojas de Georgia, hijos de esclavos anteriores e hijos de dueños de esclavos anteriores se podrán sentar juntos a la mesa de la hermandad.

Yo tengo un sueño que un día aún el estado de Mississippi, un estado ardiente por el calor de justicia, ardiente por el calor de la opresión, será transformado en un oasis de libertad y justicia.

Yo tengo un sueño que mis cuatro pequeños hijos algún día vivirán en una nación donde no serán juzgados por el color de la piel, sino por el contenido de su carácter.¡Hoy yo tengo un sueño!

Yo tengo un sueño que un día en Alabama, con sus racistas viciosos, con su Gobernador con sus labios goteando palabras de interposición y nulificación, un día allí en Alabama los pequeños negros, niños y niñas, podrán unir las manos con pequeños blancos, niños y niñas, como hermanos y hermanas.¡Hoy yo tengo un sueno!

Yo tengo un sueño que algun día cada valle será elevado, y cada colina y montaña serán hechas llanas. Los lugares más ásperos serán aplanados y los lugares torcidos serán hechos rectos, y la gloria de Dios será revelada y todo género humano se verá junto.Esta es nuestra esperanza. Esta es la fé con la cual yo regreso al Sur.

Con esta fé podremos labrar de la montaña de la desesperación, una piedra de esperanza. Con esta fé podremos transformar el sonido discordante de nuestra nación en una hermosa sinfonía de hermandad. Con esta fé podremos trabajar juntos, rezar juntos, luchar juntos, ir a la cárcel juntos, pararse juntos por la libertad, sabiendo que algún día seremos libres, y este es el día.

Este será el día cuando todos los hijos de Dios podrán cantar con nuevos sentidos "Mi País es de ti, dulce tierra de libertad a ti yo canto. Tierra donde mi padre murió, tierra del orgullo de los peregrinos, de cada lado de la montaña, dejemos resonar la libertad".

Y si América va a ser una grande nación, ésto tendrá que hacerse realidad.Entonces dejen resonar la libertad desde la cima de los montes prodigiosos de New Hampshire; dejen resonar la libertad desde las poderosas montañas de New York; dejen resonar la libertad desde las alturas de las Alleghenies de Pennsylvania; dejen resonar la libertad desde las rocas cubiertas de nieve de Colorado; dejen resonar la libertad desde las curvosas cuestas de California. Pero no sólo ésto.

Dejen resonar la libertad de la Montaña de Piedra de Georgia; dejen resonar la libertad desde la montaña Lookout de Tennessee; dejen resonar la libertad desde cada colina y montaña de Mississippi. "De cada lado de montaña dejen resonar la libertad".

Y cuando ésto pase y cuando dejemos resonar la libertad, cuando la dejemos resonar de cada aldea y cada caserío, de cada estado y cada ciudad, podemos apurar el día en que todos los hijos de Dios, hombre negro y hombre blanco, Judíos y Cristianos, Protestantes y Católicos, podemos unir nuestras manos y cantar en las palabras del viejo espiritual Negro:

"Libre al Fin, Libre al Fin"; Gracias Dios Omnipotente, somos libres al fin.
28 de Agosto de 1963, Washington, D.C.
Martin Luther King Jr.

14 de octubre de 2008

¿Y los derechos de imagen?


Resulta que nos fuimos a recorrer el amazonas.

Resulta que no conseguíamos forma de hacer una excursión buena, bonita y barata por la selva.

Resulta que un hombre nos escuchó hablando desesperadas por las calles de Manaos ante esta búsqueda infructuosa.

Resulta que este hombre, Rafa, nos ofreció llevarnos a la selva.

Resulta que nos "vendió" el tour en su "oficina", que quedaba en un hotel lleno de ratas y moho.

Resulta que, ante nuestra ya conocidad frugalidad, aceptamos irnos con él.

Resulta que, disfrutamos el amazonas hasta el hartazgo.

Resulta que, mientras lo disfrutábamos, el señor Rafa nos sacaba fotos y nos filmaba con una cámara muy moderna.

Resulta que, al terminar el periplo por la selva, le pedimos que nos pase las fotos y los videos, para mostrárselo algún día a nuestros nietos.

Resulta que quedamos en encontrarnos en el "hotel-oficina" para retirar las fotos y los videos.

Resulta que Rafa no apareció. Nosotras nos embarcamos rumbo a Belem y nunca más volvimos a Manaos.

Resulta que luego Cande chateó con Rafa por msn y le dijo que habían entrado ladrones en su "oficina" y que habían robado nuestras fotos.

Resulta que le creímos.

Y resulta que, entrando a su página web, amazonriders.com, encontramos que una de las tantas fotos que nos sacó está puesta como banner de la página.

¿Y los derechos de imagen? ¿Y los recuerdos que queríamos mostrarles a nuestros nietos?

11 de octubre de 2008

Lecciones de Guillermo Shakespeare


"...Ser o no ser, esa es la cuestión:

si es más noble para el alma soportar

las flechas y pedradas de la áspera Fortuna

o armarse contra un mar de adversidades

y darles fin en el encuentro. Morir: dormir,

nada más. Y si durmiendo terminaran

las angustias y los mil ataques naturales

herencia de la carne, sería una conclusión

seriamente deseable. Morir, dormir:

dormir, tal vez soñar. Sí, ese es el estorbo;

pues qué podríamos soñar en nuestro sueño eterno

ya libres del agobio terrenal,

es una consideración que frena el juicio

y da tan larga vida a la desgracia. Pues, ¿quién

soportaría los azotes e injurias de este mundo,

el desmán del tirano, la afrenta del soberbio,

las penas del amor menospreciado,

la tardanza de la ley, la arrogancia del cargo,

los insultos que sufre la paciencia,

pudiendo cerrar cuentas uno mismo

con un simple puñal? ¿Quién lleva esas cargas,

gimiendo y sudando bajo el peso de esta vida,

si no es porque el temor al más allá,

la tierra inexplorada de cuyas fronteras

ningún viajero vuelve, detiene los sentidos

y nos hace soportar los males que tenemos

antes que huir hacia otros que ignoramos?

La conciencia nos vuelve unos cobardes,

el color natural de nuestro ánimo

se mustia con el pálido matiz del pensamiento,

y empresas de gran peso y entidad

por tal motivo se desvían de su curso

y ya no son acción. ?..."

10 de octubre de 2008

4 de octubre de 2008

"Una parte de cada vida, y aun de cada vida insignificante, transcurre en buscar las razones de ser, los puntos de partida, las fuentes. Mi impotencia para descubrirlos me llevó a veces a las explicaciones mágicas, a buscar en los delirios de lo oculto lo que el sentido común no alcanzaba a darme. Cuando los cálculos complicados resultan falsos, cuando los mismos filósofos no tienen ya nada que decirnos, es excusable volverse hacia el parloteo fortuito de las aves, o hacia el lejano contrapeso de los astros".
Marguerite Yourcenar

21 de septiembre de 2008

Hay que saber mirar

El paisaje siempre va a ser lindo... pero si uno sabe lo que está mirando cobra significado, y con ese significado, belleza.

Y así un montón de piedras se convierten en un antiguo templo inca.

O una simple casa con libros viejos se convierte en el refugio de Trostsky tras su expulsión de la URSS.
O lo que podía interpretarse como una simple protesta se convierte en un episodio más de manifestación dentro de la lucha de un pueblo.
Parece simple, pero hay que saber llevar esta consigna a todos los aspectos.


La Huida de Bolivia


Quizás en su momento lo vivimos como simple turistas. Estábamos varadas en La Paz sin poder salir. Estábamos atrapados en una ciudad desconocida, sin poder avanzar ni retroceder ni movernos al costado para ver que pasaba. Estábamos atrapadas en el centro del conflicto, en el ojo de la tormenta, en el epicentro del terremoto. Caminábamos por las calles y había manifestaciones. Cuatro noches consecutivas fuimos a la terminal, con las mochilas preparadas para fugarnos y volvíamos todos los días hasta nuestro querido hogar "El Carretero", mochila a cuesta y mucha incertibumbre.



Nuestro querido Carretero

Y así "El Carretero" se convirtió en un verdadero hogar. Comidas multitudinarias, tardes de

canasta y crapet, noches de salsa y amistades incipientes en el centro del caos. Desde afuera los que habían podido salir relataban sus andanzas como sobrevivientes de alguna batalla. Nuestros padres llamaban preocupados. Hasta se rumoreaba que la embajada de argentina había llamado para pedir los nombres de los argentinos hospedados ahí. Cada persona que encontraba una salida alternativa era despedia como valientes héroes.

Hasta que nos tocó a nosotros. De alguna manera conseguimos que un bondi nos lleve hasta nuestro próximo destino. Eramos un grupo de 25. Todos amigos para ese entonces. A las 12 partimos del hostal en silencio, para caminar las 8 cuadras que no llevaban hasta la terminal, que parecía abierta sólo para nosotros. Allí esperamos todos cubiertos de trapos para evitar el frío, nadie se animaba a emitir más que un murmullo preguntando la hora. Y la hora de partir llegó y pasó, y aumentaban los nervios y aumentaba el silencio.


Esperando solos en la terminal

El mayor peligro estaba en el alto. Allí es donde había huelgas y manifestaciones todos los días, donde habían puesto piedras en el medio del camino para que la gente no salga. Allí , decían, noches anteriores otros viajeros que fugaban de la ciudad se habían bajado en el medio de la noche para correr ellos mismos las piedras, o, en otras ocaciones habían sido frenado por los manifestantes que les habían obligado a esperar horas y a veces hasta retornar.


Oh, el bondi

Jamás me voy a olvidar el colectivo deslizandose lentamente por las calles abandonas del alto de La Paz. Todos mirábamos en ese reduntante silencio por la ventana los pilones de piedra que habían estado frenando el paso sólo unos horas atrás. Y lo único cierto era el frío. Nadie se atrevió a decir nada hasta no haber "pasado el peligro". Recién cuando cruzamos todo el alto estallaron las risas, los aplausos, y entonamos el feliz cumpleaños a uno de los chicos que celebraba ese día.

Pero esta simple anécdota, esta huída que se sintió tan ilegal, tan intensa, tan de road movie hollywoodense se convierte en algo pequeño dentro de un marco mucho más grande. Y de repente esa piedras no fueron colocadas allí sólo para que tengamos nuestra pequeña fuga.
Y de repente lo que fue una aventura se convierte en un "aquella vez que fuimos testigos de la historia boliviana." Las protestas cobran significado, las "manifestantes" se convierten en luchadores y todo cobra otra dimensión.

Seguramente cualquiera de las otras 4 viajentes pueda explicar mejor lo que pasó.

Yo sólo sé que involucraba suba de precios del gas, reclamo del pueblo por sus derechos, idas y vueltas, políticos, luchas y esperanzas, tratados y contratratados, leyes polémicas y medios polémicos para refutarlas.

Yo sólo sé que fue el grito de un pueblo y nosotras estabamos allí, escuchando y conviertiéndolo en parte de nuestra historia.

http://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_del_Gas
http://www.apiavirtual.com/2005/01/14/articulo-4460/



19 de septiembre de 2008

¡Un año!


Hace un año pecamos de atrevidas y pusimos en funcionamiento este blog. Sabiendo que no contamos con el talento literario ni de Borges ni de Dostoievski. Tampoco con la agudeza intelectual de Hegel o de Marx. Ni con el ingenio poético de Neruda o Baudelaire. Pero aquí estamos. Intentando aprender y hacer aprender. Animándonos al desparpajo o a decir disparates así sin más. Procurando filosofar de forma barata y con zapatos de goma. Transmitiendo anécdotas, vivencias, enseñanzas de la vida y de los libros. Descubriendo Buenos Aires. Desmitificando latinoamérica. Y por qué no buscando comprender el íntegro mundo a que pertenecemos. Frustándonos cuando no lo logramos. Akegrándonos cuando creemos que lo hacemos.
Esta es a grandes rasgos la esencia de las viajerasviajantes.
Un gran saludo para ellas en su aniversario.

15 de septiembre de 2008

¡Que desazón!




Leyendo las biografías de alguno de los personajes más celebres de la historia extraigo los siguientes datos:

Wolfgang Amadeus Mozart componía desde los 6 años, a los 7 daba conciertos y a los 9 concluyó su primera ópera.

A los 14 años en Montreal 1976 Nadia Comaneci fue la primer gimnasta en lograr la puntuación perfecta en unos juegos olímpicos.

Juana de arco a los 17 años encabezaba el ejército real francés y a la temprana edad de 19 años es considerada una hereje y condenada a la hoguera. Fue quemada viva en el mercado de Rouen, los historiados decien que murió rezándole al Arcángel San Miguel e invocando el nombre de Jesús tres veces.

Isabel de Wittelsbach (más conocida como "Sissi") se casó a los 17 años con el Emperador de Austria y se convirtió en Emperatiz de Austria.

Cleopatra, hija de Cleopatra V Trifena y Ptolomeo XII Auletes, heredó el trono a la edad de 17 años junto con su hermano Ptolomeo XIII que contaba con tan sólo 12 años.

Alejandro Magno, hijo de Filipo II y de Olimpia, hereda el reino de su padre (quien fue asesinado) a la edad de 20 años.

John Lennon tenía 24 cuando los Beatles lanzaron "A hard day´s night". Paul Mc Cartney tenía 23 años cuando compuso "Yesterday" la canción más versionada de la historia.

Borges a los 24 años en víspera de un segundo viaje a Europa, publicó su primer libro de poesía, "Fervor de Buenos Aires" en el que se prefigura, según palabras del propio Borges, toda su obra posterior.

Yo tengo 23 años y al releer estos datos me doy cuenta que:
No he escrito ni me han publicado una obra literaria.
No he compuesto ni una ópera ni una sonata ni 1 canción inmortal
No he ganado una medalla de oro ni un oscar ni un nobel.
No he heredado un trono ni formé un Imperio.
No he batallado por mi patria ni muerto en la hoguera.
¿que he hecho? NADA!
Todavía no sé bien quien soy ni que es lo que quiero.

Me recuesto y miro el cielorraso con la mirada perdida.
Comiezo a sentir una vacío inmenso.
¡Que desazón!

13 de septiembre de 2008

La Trampa de la Ilusión



Una de las acepciones que la RAE señala para la palabra ilusión es una "esperanza cuyo cumplimiento parece especialmente atractivo" Esta es la que decido elegir para comenzar mi relato. ¿Cuál es la razón que se esconde tras esta decisión? Una muy simple. Todo estamos movidos por una ilusión. La ilusión nos empuja al hacer, nos incentiva, nos estimula, le agrega una dosis de sentido a nuestra existencia.

Movido por una ilusión se encontraba Bruto en la obra shakesperiana "Julio César". Salvar a Roma ante el peligro de que se transformara en una monarquía. Pensar en las generaciones venideras que deberían sufrir esa tortura. Cuidar el destino de la "nación". Bruto llevaba consigo esas ilusiones. Estas primaron por sobre su amistad con el emperador. César entonces, cargó con un fatal destino y Bruto fue en gran parte el responsable.

¿Pero logró Bruto salvar a Roma ante el peligro de que se transformara en una monarquía? ¿Aseguró un porvenir auspicioso para las generaciones venideras? ¿Cuidó el destino de la "nación"?

Reviso nuevamente las acepciones de la RAE. Me encuentro con una que me ayuda a responder a estas preguntas. La ilusión es además un "concepto, imagen o representación sin verdadera realidad, sugeridos por la imaginación o causados por engaño de los sentidos". Bruto, cegado por las intrigas de Casio y por su amor a Roma, obró incorrectamente. La trampa de la ilusión lo condujo a que Roma se suma en un caos, así como a su propia muerte.

¿Es la ilusión una esperanza o una ficción? ¿Nos debemos mover por las ilusiones? ¿O nos tenderán una trampa cuando menos lo esperemos?

Ahora bien, si ese temor a que la ilusión sea una ficción nos conduce a la pasividad, a la inacción. ¿Son estas condiciones preferibles al riesgo que conlleva arriesgarse? ¿Qué podemos hacer si no contamos con ilusiones? ¿No agrega asimismo aquel riesgo una dosis más de sentido a nuestra existencia?

Las acepciones de la ilusión muestran su trampa. ¡Que tramposa la ilusión!

7 de septiembre de 2008

Muros



Muros (Eduardo Galeano)

El Muro de Berlín era la noticia de cada día. De la mañana a la noche leíamos, veíamos, escuchábamos: el Muro de la Vergüenza, el Muro de la Infamia, la Cortina de Hierro...
Por fin, ese muro, que merecía caer, cayó. Pero otros muros han brotado, siguen brotando, en el mundo, y aunque son mucho más grandes que el de Berlín, de ellos se habla poco o nada.


Poco se habla del muro que Estados Unidos está alzando en la frontera mexicana, y poco se habla de las alambradas de Ceuta y Melilla.

Casi nada se habla del Muro de Cisjordania, que perpetúa la ocupación israelí de tierras palestinas y de aquí a poco será 15 veces más largo que el Muro de Berlín.

Y nada, nada de nada, se habla del Muro de Marruecos, que desde hace 20 años perpetúa la ocupación marroquí del Sáhara occidental. Este muro, minado de punta a punta y de punta a punta vigilado por miles de soldados, mide 60 veces más que el Muro de Berlín.

¿Por qué será que hay muros tan altisonantes y muros tan mudos? ¿Será por los muros de la incomunicación, que los grandes medios de comunicación construyen cada día?

En julio de 2004, la Corte Internacional de Justicia de La Haya sentenció que el Muro de Cisjordania violaba el derecho internacional y mandó que se demoliera. Hasta ahora, Israel no se ha enterado.


En octubre de 1975, la misma Corte había dictaminado: "No se establece la existencia de vínculo alguno de soberanía entre el Sahara Occidental y Marruecos". Nos quedamos cortos si decimos que Marruecos fue sordo. Fue peor: al día siguiente de esta resolución desató la invasión, la llamada Marcha verde, y poco después se apoderó a sangre y fuego de esas vastas tierras ajenas y expulsó a la mayoría de la población.

Y ahí sigue.
Mil y una resoluciones de las Naciones Unidas han confirmado el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui.

¿De qué han servido esas resoluciones? Se iba a hacer un plesbiscito, para que la población decidiera su destino. Para asegurarse la victoria, el monarca de Marruecos llenó de marroquíes el territorio invadido. Pero al poco tiempo, ni siquiera los marroquíes fueron dignos de su confianza. Y el rey, que había dicho sí, dijo que quién sabe. Y después dijo no, y ahora su hijo, heredero del trono, también dice no. La negativa equivale a una confesión. Negando el derecho de voto, Marruecos confiesa que ha robado un país. ¿Lo seguiremos aceptando, como si tal cosa? ¿Aceptando que en la democracia universal los súbditos sólo podemos ejercer el derecho de obediencia?

¿De qué han servido las mil y una resoluciones de las Naciones Unidas contra la ocupación israelí de los territorios palestinos? ¿Y las mil y una resoluciones contra el bloqueo de Cuba?

El viejo proverbio enseña: La hipocresía es el impuesto que el vicio paga a la virtud.
El patriotismo es, hoy por hoy, un privilegio de las naciones dominantes.

Cuando lo practican las naciones dominadas, el patriotismo se hace sospechoso de populismo o terrorismo, o simplemente no merece la menor atención.

Los patriotas saharauis, que desde hace 30 años luchan por recuperar su lugar en el mundo, han logrado el reconocimiento diplomático de 82 países. Entre ellos, mi país, el Uruguay, que recientemente se ha sumado a la gran mayoría de los países latinoamericanos y africanos. Pero Europa, no. Ningún país europeo ha reconocido a la República Saharaui. España, tampoco. Este es un grave caso de irresponsabilidad, o quizá de amnesia, o al menos de desamor. Hasta hace 30 años el Sahara era colonia de España, y España tenía el deber legal y moral de amparar su independencia.

¿Qué dejó allí el dominio imperial? Al cabo de un siglo, ¿a cuántos universitarios formó? En total, tres: un médico, un abogado y un perito mercantil. Eso dejó. Y dejó una traición. España sirvió en bandeja esa tierra y esas gentes para que fueran devoradas por el reino de Marruecos. Desde entonces, el Sahara es la última colonia del Africa. Le han usurpado la independencia.

¿Por qué será que los ojos se niegan a ver lo que rompe los ojos? ¿Será porque los saharauis han sido una moneda de cambio, ofrecida por empresas y países que compran a Marruecos lo que Marruecos vende aunque no sea suyo?

Hace un par de años, Javier Corcuera entrevistó, en un hospital de Bagdad, a una víctima de los bombardeos contra Irak. Una bomba le había destrozado un brazo. Y ella, que tenía ocho años de edad y había sufrido once operaciones, dijo:
-Ojalá no tuviéramos petróleo.

Quizás el pueblo del Sahara es culpable porque en sus largas costas reside el mayor tesoro pesquero del océano Atlántico y porque bajo las inmensidades de arena, que tan vacías parecen, yace la mayor reserva mundial de fosfatos y quizá también hay petróleo, gas y uranio. En el Corán podría estar, aunque no esté, esta profecía:
Las riquezas naturales serán la maldición de las gentes.

Los campamentos de refugiados, al sur de Argelia, están en el más desierto de los desiertos. Es una vastísima nada, rodeada de nada, donde sólo crecen las piedras. Y sin embargo, en esas arideces, y en las zonas liberadas, que no son mucho mejores, los saharauis han sido capaces de crear la sociedad más abierta, y la menos machista, de todo el mundo musulmán.

Este milagro de los saharauis, que son muy pobres y muy pocos, no sólo se explica por su porfiada voluntad de ser libres, que eso sí que sobra en esos lugares donde todo falta: también se explica, en gran medida, por la solidaridad internacional. Y la mayor parte de la ayuda proviene de los pueblos de España. Su energía solidaria, memoria y fuente de dignidad, es mucho más poderosa que los vaivenes de los gobiernos y los mezquinos cálculos de las empresas.

Digo solidaridad, no caridad. La caridad humilla. No se equivoca el proverbio africano que dice: La mano que recibe está siempre debajo de la mano que da.

Los saharauis esperan. Están condenados a pena de angustia perpetua y de perpetua nostalgia. Los campamentos de refugiados llevan los nombres de sus ciudades secuestradas, sus perdidos lugares de encuentro, sus querencias: El Aaiún, Smara...
Ellos se llaman hijos de las nubes, porque desde siempre persiguen la lluvia.
Desde hace más de 30 años persiguen, también, la justicia, que en el mundo de nuestro tiempo parece más esquiva que el agua en el desierto.

Fuente: http://laotraorilla.blog-city.com/muros__por_eduardo_galeano.htm

27 de agosto de 2008

Fotos: Amor y Odio



Me topé con esta foto de casualidad. Me corrijo, no tan de casualidad. Estaba en una de las páginas de internet que identificó el mágico google ante mi búsqueda de "Honduras Tela Hotel Preluna". Debajo de la foto aparecía el siguiente epígrafe "Se vende casa de dos plantas en Barrio El Centro. En la planta alta funciona el Hotel Preluna con 10 habitaciones. En la planta baja funcionan 2 locales para negocio".

Y sí, efectivamente esta es la fachada del hotel Preluna, ubicado en Tela, la ciudad veraniega de Honduras. Me causó un tanto de conmoción. Porque la foto muestra una pulcritud y una quietud que esta lejos de reflejar nuestra experiencia en ese lugar. Y me suscitó una gran confusión. Porque mi primera reacción fue denostar de forma despiadada a las fotos en general, alegando que no pueden reflejar lo verdaderamente vivido, que no pueden reflejar acabadamente las experiencias de uno.

¿Cómo puede contarle a alguien lo vivido en el Hotel Preluna tan sólo con esta foto? ¿Para qué sirven las fotos entonces? ¿Para dar una aproximación distorsionada?

Pero luego reflexioné un poco más. Miré con tranquilidad la foto. ¡Y qué cantidad de recuerdos que se dispararon en mi cabeza tras la segunda mirada!

La luz tenue, la suciedad por doquier.

El aljibe en el oscuro patio trasero, conteniendo agua de dudosísima procedencia, utilizada por nosotras para cocinar fideos en una olla ya utilizada imposible de lavar (porque no había agua en el lavatorio, ni detergente, ni cubiertos).

El olor pestilente del baño que se hallaba ubicado exactamente en el mismo espacio físico que la cocina.

Los fideos que estaban ya listos, y que, tras nuestro primer bocado, comprobamos que tenían gusto a naranja (ya que los habíamos servido en platos sucios con esta fruta).
Las sábanas de gamuza, en una ciudad en la que, como mínimo, la sensación térmica era de 40 grados.

La televisión prendida en la “sala de estar” y un grupo de personas constantemente observándola.

La taxista que nos llevó hasta allí.

La caminata hasta la playa.

La playa (puajjjj)

El policía advirtiéndonos que nos querían robar.

El hotel lujoso por el que pasamos para soñar que teníamos dinero.

Ahora sí que se para qué sirven las fotos. Para ayudarnos a recordar. Para rememorar detalles que habían permanecido en el fondo de nuestras memorias. Agradezco haberme topado con esta foto. Aún cuando lejos esté de reflejar mis recuerdos.

25 de agosto de 2008

Inevitable mortalidad


"Vivamos dichosamente la inevitable mortalidad de la vida", decia Epicuro en la epoca de la antigua Grecia.

Es fácil decirlo desde la plena juventud, donde la condición de mortal escapa de nuestra realidad, donde lo que sobra es futuro, proyectos, buena salud y ganas de vivir. Pero el reconocernos mortales nos permite darnos cuenta del valor de la vida, de su condición de unicidad y de finitud.

Y es esta conciencia la que nos permite vivirla dichosamente, porque si la vida fuese eterna quizás nunca empezaríamos a disfrutarla.

Pero hay veces en que intentamos escapar a la mortalidad. Creyendonos seres inmortales buscamos superar nuestra condición de terrestre y es en ese momento cuando buscamos alcanzar el cielo, intentando volar, separarnos de la tierra, elevar nuestro cuerpo y flotar en en el aire, en el espacio, en el todo.

La gravedad se convierte en una cadena que nos enajena y que mantiene nuestra alienación a la tierra.

Y es ahí cuando buscamos trascender, buscamos una prueba, aunque sea un instante, una fotografía que capte el momento donde logramos despresndernos de ella, donde la gravedad ya no nos encadena a la tierra.

Y es en ese instantante donde nos sentimos completamente vivos, donde logramos trascender nuestra condición de mortales, aunque sólo sea por cuestión de segundos.

Y son esos instantes donde cada uno lo disfruta a su manera:
algunos prefieren no desprenderse del todo de la tierra, quizás por miedo a flotar en ese espacio desconocido, o quizás porque en el fondo - como ocurre en muchos casos- al esclavo le da terror desprenderse de su amo (la gravedad). así prefieren no desprender los pies de la tierra pero si elevar sus manos los mas alto posible;

otros logran desprenderse y se enfrentan a su enemigo mostrandoles su barriga (quizás así la espantemos);

otros prueban poces nuevas en el aire, estirando sus piernas de manera bizarra y rompiendo las reglas de la gravedad;

otros entregan su ilusián por quedarse recostada sobre la tierra para captar aquella prueba inmortal;

y unos pocos logran grandes alturas y prefieren doblar sus piernas porque mantienen la ilusión de no volver a necesitarlas, de no volver impactar contra la tierra y asi elevarse y volar. Su cara denota una felicidad constante, única, casi imposible de alcanzar. Y es en esos momentos donde la mortalidad se vuelve evitable. Al caer a tierra y darnos cuenta que la gravedad es insuperable, es cuando nos damos cuenta de la inevitabilidad de la mortalidad y es ahí cuando comenzamos a vivir dichosamente aceptando nuestra condición de finitud, el paso del tiempo, el fin de la adolesencia, el fin de la jueventud y el comienzo de la vejez.

22 de agosto de 2008

The E! True Latin American story: Behind the scenes: "El camino del Inca de las viajerasviajantes"

En exclusiva, la historia jamás contada sobre Sopi y el camino del Inca, ¡relatada por ella misma!.

“Por primera vez, desde mi presente estabilidad emocional (precaria), me animo a hablar de las penurias que he vivido en el camino del Inca. Creí que nunca iba a poder contarlo, que no sería lo suficientemente fuerte para volver a recordar ese trago amargo (se le quiebra la voz, hace una pausa, toma un vaso de agua e intenta recomponerse), pero hoy en este humilde blog me animo a contar toda la verdad y nada más que la verdad a nuestros lectores. Sacaré a la luz las penurias que viví, el mundo se enterará que las fotos que demostraban felicidad eran pura fachada, que nada es lo que parece, que las historias risueñas que se cuentan en este blog y a la sociedad no siempre son lo que aparentan. Contaré mi terrible experiencia día por día para que no quede ningún detalle ninguna verdad sin contar"

(Respira hondo para intentar no quebrarse nuevamente pero le es imposible. Lleva sus manos a su cara para taparse porque rompió en llanto. Está desconsolada, el recuerdo de aquella experiencia la angustia. Cuando se recomponga contará su historia que sin duda levantará polvareda)

21 de agosto de 2008

De Haber Sabido...



Mi intención no es anticipar el desenlace de la apasionante Aventura de las Viajerasviajantes recientemente posteada, pero si, indagar acerca del espacio geográfico en el que las viajerasviajantes estaban hospedadas, para que el lector pueda por sí mismo, elucubrar las posibles sorpresas del capítulo III de la historia (que calculo que estará posteado en el blog en pocos días más).

Lo cierto es que las viajerasviajantes estaban hospedadas en la rua 28 de Setembro, a la vera del famoso Pelourinho. Estos son algunos de los comentarios que aparecen en google acerca de la calle (aquellos que estén escritos en portugués serán directamente traducidos al español).

Dice en http://www.ucm.es/BUCM/revistas/ghi/02119803/articulos/AGUC9797110069A.PDF
" Desde el punto de vista social, el proyecto optó por mover la población que vivía en las colmenas, en esos «asilos de miseria>t Está claro que este movimiento, que cambió radicalmente la composición social del área, generó fuertes controversias ya que supuso la exclusión social del 90% de sus antiguos moradores. En las etapas iniciales se han movido a 454 familias con un coste en indemnizaciones de 500.000 dólares estadounidenses, según aparece en los informes del gobierno del Estado. La mayor parte de los moradores de la antigua comunidad emigró hacia diversas partes de la ciudad, sobre todo, hacia los bordes fronterizos con el área recuperada; La calle 28 de setembro”

En un artículo titulado "Crack devasta vidas em Salvador" en http://www.abpbrasil.org.br/clipping/exibClipping/?clipping=6049 dice:

" El muchacho, ni vien consigue algunas monedas, sin saber que está siendo observado, se dirige a la calle 28 de Setembro, más conocida como la "crackolandia" de Bahia "


" Personas que residen en el centro histórico cuentan todavía que el tráfico está pulverizado, con decenas de bandidos actuando. La mayoría comercializa crack y marihuana, principalmente en las areas degradadas, como la calle 28 de Setembro, lugar que quedó popularmente conocido como Crackolandia"

Pero creo que el comentario más importante que hay que tener en cuenta para develar el misterio de las viajerasviajantes es el siguiente, encontrado en http://www.creaba.org.br/revista/Edicao_07/longe_dos_olhos_Pelourinho.asp

"Es conocida como cracolandia y ningún ciudadano en su sano juicio pasa por allí después de las 16 hs", dicen sobre la calle 28 de setembro

¿Pero si las viajerasviajantes andaban pululando y comiendo pizza de prestado después de las 16 hs? ¿En qué condiciones llegaron a la casa cuando pipi sopló las velitas? ¿Habrán salido o no aquella noche?

Yo, al menos, no aguanto el misterio!!!!


19 de agosto de 2008

Aventuras de las Viajeras Viajantes Viajando


Tras haber sobrevivido el violento ataque de un maléfico bicho, Pilarmina y sus superamigas pasean por la bella ciudad de Salvador de Bahía en busca de aventuras. Las superamigas le están preparando a Pilarmina un cumpleaños sorpresa.... pero lo que no saben es que la sorpresa.... la recibirán ellas.


"CUMPLEAÑOS PELIGROSO"
(entrega II de III)
Las 7 superamigas tienen un plan que llevar a cabo. Es el cumpleaños de Pilarmina, y tiene que ser un cumpleaños especial. Ya tienen el plan preparado. Lo que tienen que hacer ahora es distraer a pilarmina, la inexpectante homenajeada. Entonces dos de ellas, Candygirl y Bubusónica, se ofrecen valientemente a distrerla, y se sacrifican por el bien del grupo y en honor a la causa y se quedan con ellas comiendo pizza con un israelí.
___

Dos horas después, cuando llegan al departamentico que habían alquilado a un precio único, las otras cuatro viajeras viajantes reciben a Pilarmina con una pequeño alfajor y una pequeña vela lista para ser soplada en este aniversario que se estaba celebrando.

___
Nuestra heroína se emocionó un poco la recibir su humilde presente: una vincha rasta obtenida tras haber superado diversos obstáculos.

___

Sin embargo, grande fue la sorpresa de Pilarmina cuando, después de haber soplado la pequeña velita, Euge Maravilla aparece con un gran pastel, de muchos colores y múltiples velas.

Haydee, desde la piquecueva en Buenos Aires, había mandado refuerzos (vía mastercard) que permitieron que el cumpleaños sea una verdadera celebración con todos los lujos.

____

La velada fue un verdadero éxito. Las superamigas pudieron sorprender a Pilarmina, pudieron comer torta con abundante chocolate y dulce de leche y pudieorn mantener una amena charla debatiendo diversos temas.

Una vez mas, había triunfado el bien.
____

A medida que la noche avanzaba, el tema giró alrededor de un nuevo debate: ¿deberían las superamigas salir esa noche? ¿Se atreverían a caminar las calles del peligrosos barrio en el que se hospedaban para salir a festejar?

¿Qué pasará con las superamigas?
¿Irán a conocer la noche bahiana superando susmiedos o isneguridades? ¿O se quedaran sin las prometidas papas fritas en la seguridad de su depertamientito?

Averigualo.... en el próximo capítulo.

18 de agosto de 2008

¡1000 Visitas 1000!

¡En menos de un mes, más de 1000 personas han visitado nuestro blog!

¿Será cierto? ¿O será que entramos las 5 de nosotras 200 veces?

Quien sabe. De todos modos, ¡felicitaciones para todas!

Y si es que existe alguien en el mundo que dedica minutos de su existencia a pispear este modesto blog, lo invitamos a comentar, motivar, criticar y/o defenestrar.

Saludos de Las Viajerasviajantes.

14 de agosto de 2008

El Día que Piazzolla Conoció a Gardel

De http://www.lamanana.com.ar/
Un día, don Vicente se enteró que Gardel estaba en Nueva York, éste había alquilado un lugar en el piso 18 del edificio de Bellas Artes, en la calle Cuarenta y Ocho. Vicente le comenta a Asunta, su esposa, que le tallaría en madera un regalo, un guitarrista, para mandárselo como tributo de su admiración.

Mandó a su hijo, Astor, a llevar el presente con la invitación de comer ravioles, pero con la recomendación de fijar el día para estar preparados. Allí va el inquieto Astor, con un paquete, preguntándose quién sería ese tipo tan importante. Gardel le cayó bien de entrada, le gustaba ese hombre alegre, que lo trataba como si lo conociera de toda la vida, se despidió con la promesa de volver al otro día con su bandoneón.

Diana Piazzolla relata el siguiente encuentro:"Al día siguiente, con una camisa blanca y un pantalón azul, Astor caminó despacio hacia el departamento de su amigo. Cuando llegó, Carlos ya estaba listo. Camisa francesa de seda natural, traje claro, corbata a rayas. le ofreció un vaso de leche.
- Sentate tranquilo, tomá la leche y tocate algo en el bandoneón - dijo y se sentó a su lado.
Astor colocó el bandoneón sobre sus rodillas y tocó: un poco de Gershwin, algunos valses, una ranchera, un tango. Gardel lo miraba y sonreía.
Después del tango habló:- Vas a ser algo grande, pibe, te lo digo yo... Pero al tango lo tocas como un gallego.
- Es que tengo que ensayar, yo de tango no sé mucho - se disculpó Astor
- Metele, que vas a llegar. Y ahora vamos que quiero conocer la ciudad.

Caminaron toda la mañana. Gardel se probó camisas, compró zapatos, trajes, corbatas y al mediodía comieron ravioles en el Santa Lucía. Astor le mostró sus escuelas, la casa de George Raft, el Central Park, el River Side, los alrededores de Harlem.

- ¿A vos te gusta el jazz? - preguntó Gardel, al ver el entusiasmo con que Astor hablaba de Cab Calloway.
- Es lo que más me gusta. El tango todavía no lo entiendo..
- Cuando lo entiendas, no lo vas a dejar...

Siguieron caminando. Gardel se había encariñado con aquel pibe que quería saber acerca de las noches de Buenos Aires, y Astor ya no olvidaría a ese hombre que tomaba todo con calma, como si la vida fuera interminable, y que se entristecía cuando hablaban de Argentina."

Astor grabó un disco con Gardel y participaría en la película El día que quieras, haciendo el papel de canillita, un papel que le calzaba justo.Gardel quedó tan entusiasmado con el pequeño Piazzolla que le ofreció a los padres llevarlo con él a la gira que iba a realizar próximamente, pero Vicente inflexible, se negó rotundamente, Astor era todavía un niño. Esa tarde, con café con leche de por medio y buñuelos preparados especialmente por Asunta, se vieron por última vez Gardel y Piazzolla. Carlos, calmo y sonriente, con un dejo de nostalgia porque dejaba a su pequeño amigo; Astor, enojado y frustrado, porque se había ilusionado con esa gira y ya imaginaba lugares y aventuras. Esa tarde se despidieron, cada uno con su destino a cuestas. A uno lo esperaba un vuelo fatídico que lo convertiría en un mito renovado año a año; al otro, le aguardaban años de formación, de lucha a brazo partido para imponer su música, la que revolucionó el tango y que dejaría, en su ausencia, un hueco imposible de llenar.

11 de agosto de 2008



No puedo ocultar las reacciones que se desataron en mi cabeza tras conocer los resultados de las propias reacciones del cerebro viajeroviajante. Mi intención es ir más allá del análisis inmediato basado en los simples resultados (que muestran a un cerebro viajeroviajante bastante propenso a emocionarse, o a recordar cuestiones del pasado, y un tanto reacio a escribir cuentos o reflexionar sobre cuestiones ligadas a lo religioso).

Tampoco quiero analizar si esos pensamientos fueron bien o mal articulados (porque no intento adentrarme únicamente en la concepción filosófica-lingüística de Wittgenstein, aquella que sostiene que los límites del lenguaje coinciden con los límites del pensamiento y que todo lo que se puede pensar se puede decir, y todo lo que se puede decir se puede pensar...motivo más que interesante para otro posteo).Pero sí quisiera tomar el aporte del filósofo alemán y fusionarlo (sin importar el disparate en el que incurra) con la ignorancia imperante en la sociedad del conocimiento (como lo llama Kurz), producto de la sociedad global que ha exacerbado la división del trabajo.

Una brillante reflexión de esta problemática la brindó el mismísimo Adam Smith, muchas veces considerado el paladín del librecambio, en su obra La Riqueza de las Naciones: "Con los progresos en la división del trabajo la ocupación de la mayor parte de las personas que viven de su trabajo, o sea, la gran masa del pueblo, se reduce a muy pocas y sencillas operaciones; con frecuencia, a una o dos tareas. Consideremos, sin embargo, que la inteligencia de la mayor parte de los hombres se perfecciona necesariamente en el ejercicio de sus ocupaciones diarias-. Un hombre que gasta a mayor parte de su vida entera en la ejecución de unas pocas operaciones muy sencillas, casi uniformes en sus efectos, no tiene ocasión de ejercitar su entendimiento o adiestrar su capacidad de inventiva en la búsqueda de varios expedientes que sirvan para remover dificultades que nunca se presentan. Pierde así, naturalmente, el hábito de aquella potencia y se hace todo lo estúpido e ignorante que puede ser una criatura humana. La torpeza de su entendimiento no sólo le incapacita para terciar una conversación y deleitarse con ella, sino para concebir pensamientos nobles y generosos, y formular un juicio sensato, respecto a las obligaciones de la vida privada. Es incapaz de juzgar acerca de los grandes y vastos intereses de su país, y al no tomar mucho trabajo en instruirse, será también inepto para defenderlo en caso de guerra. La monotonía de su vida sedentaria corroe naturalmente el coraje de su espíritu, y le hace mirar con horror la vida incierta y aventurada del soldado. Es más, entorpece la actividad de su cuerpo y le incapacita para ejercitar sus fuerzas con vigor y perseverancia en cualquier otra ocupación a la que no está acostumbrado. Adquiere, pues, la destreza en su oficio peculiar, a expensas de sus virtudes intelectuales, sociales y marciales. Aún en las sociedades civilizadas y progresivas, este es el nivel a que necesariamente decae el trabajador pobre, o sea la gran masa del pueblo, a no ser que el gobierno se tome la molestia de evitarlo"

¿Qué corno tendrá que ver Wittgenstein con Adam Smith y la división social del trabajo? ¿En qué sentido sus respectivos estudios pueden fusionarse? En el sentido de que, así como los límites del lenguaje limitan nuestro pensamiento, el limitar nuestro pensamiento a pocas cuestiones, limita nuestro entendimiento. Si no se expanden los temas en los que pensamos, tampoco se expande nuestra cosmovisión, nuestra concepción del mundo, nuestro propio juicio.

Entonces, más allá del trabajo en el que nos desempeñemos y de la carrera que estudiemos, es necesario apostar a la transversalidad. Podemos llegar a ser expertos en un tema en particular, pero sería más provechoso que nuestro pensamiento no quede estrechado en esa única cuestión. Que nos animemos a descubrir nuevas cosas todos los días. Que sintamos curiosidad. Es cierto que en esta sociedad del conocimiento es imposible saberlo todo. Pero no por ello hay que abandonar el intento.

Creo que el cerebro viajeroviajante, a pesar de que tiende a abocar su pensamiento en algunas cosas y no tanto en otras, es uno de aquellos que no desisten de aprender, de sentir curiosidad, de conocer algo nuevo cada día. Y eso, por más que parezca una nimiedad, nos debería llenar de alegría.



5 de agosto de 2008

¿Ir o Huir?

Hace un par de veranos le tomamos el gustito a ese vagar por el mundo disfrutando de que nuestra vida dependa de una mochila, una guía y unas compañeras de viaje.

Desde aquella primera frontera cruzada, hemos cambiado de rincón del mundo y de tipo de mochila (a veces militar, a veces metalizada), mas nunca abandonamos la idea de ir.Cada verano implicó un viaje nuevo, que se convirtió en el eje del resto del año. Nuestros otoños, inviernos y primaveras se basan en recordar y comentar el viaje anterior, planificar y soñar el próximo, intentar imitarlos con noches bohemias, y plasmar todo en algún blog.Soñamos, añoramos, recordamos, degustamos, planificamos y analizamos eternamente esa vida "no-normal" de nuestras vacaciones.

¿Estamos huyendo?¿Nos aferramos tanto a esa "irrealidad" como un intento de escapar de "la vida real"? ¿Lo nuestro es una señal de inmadurez? ¿Es una caprichosa inaceptación de nuestra cotidianeidad?

Esa constante añoranza por una situación ficticia que vivimos determinado tiempo, ¿no es simplemente una negación de que el día a día pasa por otro lado?¿No somos más que niñas inmaduras que se refugian de sus problemas, de sus inseguridades, de sus miedos, que huyen de las eternas complicaciones que tiene la vida refugiándose en esos meses de irrealidad?

Porque en los viajes la vida hace pausa. Creamos un mundo paralelo donde podemos ser como queremos. No todo es perfecto en ese submundo: hay roces, hay miedos, hay sustos y hay lágrimas. Pero todo es distinto. Nos encontramos en un espacio atemporal donde todo nos está permitido, y sólo en ese espacio encontramos la fuerza para ser quién queremos ser.Entonces, ¿Estamos huyendo?

Yo siempre creí que era al revés.

Sí, la pausa está, el submundo está, la libertad y la felicidad son reales. Pero también es real el intento de aplicar eso a nuestra vida. De convertir ese crecimiento en un algo cotidiano. De llevar esa felicidad de la vida "irreal" a la vida "real".

Quizás por eso nos juntamos tanto. Quizás intentamos recrear esa situación ficticia cercana a nuestra vida cotidiana. Quizás con hacer noches bohemias intentamos darnos pequeñas dosis de esos nuestros viajes no para alejarnos de la "realidad" sino para acercarnos a la "irrealidad". Quizás de eso se trata la bandera que alzamos orgullosamente de "Buenos Aires también es Latinoamérica".

No es una cuestión de vivir eternamente drogadas por el sueño de tiempos distintos... sino que es por el esfuerzo de que esos tiempos sean parte de nosotras, de nuestro día a día, y no un refugio anual lejos de nuestras casas.

Cortés no ha logrado vencer a Moctezuma


Así como a los mexicanos les gustó mostrarse como continuadores de los toltecas, borrando toda huella de la historia para volver a escribirla a su manera, los conquistadores españoles también encontraron cierta fidelidad al pasado en materia religiosa o política.

Se puede ver en el Zócalo (plaza principal de la ciudad de Mexico), ex centro político y religioso del Imperio Azteca en Tenochitlán donde sus grandes templos de piedras y pirámides fueron derribados para imponer grandes construcciones de arquitectura occidental reemplazando los emperadores por los reyes de España, los templos aztecas por la Iglesia católica, los múltiples dioses por un único Dios (Hoy día solo quedan algunos rastros como el antiguo templo, d elo que fue aquel inmenso imperio).

Así la capital del nuevo estado será la misma del México vencido. Utilizando los lugares simbólicos Hernán Cortés busca legitimidad frente a las poblaciones locales. En lo religioso se quitan imágenes de sitios sagrados para imponer otras.

Así cuenta Cortés: “Los más principales de estos ídolos, y en quien ellos (los aztecas) más fe y creencia tenían, derroqué de sus sillas y los hice echar escaleras abajo e hice limpiar aquellas capillas donde los tenían, porque todas estaban llenas de sangre que sacrifican, y puse en ellas imágenes de Nuestra Señora y otros santos”. O bien afirma Bernal Díaz: “Lo que había sido cultura de demonios, justo es que sea templo donde se sirva Dios”.

Así se ve que la religión, sea cual fuera su contenido es como dice Tzvetan Todorov “un discurso transmitido por la tradición y que importa en cuanto garantiza una identidad cultural”. Con la imposición religiosa se busca alcanzar la identidad occidental.
En Chiapas, Estado al sur de México, pudimos comprobar que a pesar del tiempo transcurrido de la conquista y de la imposición religiosa de la cultura occidental sobre la cultura originaria de las tierras de México (y América) quedan aún restos de esos discursos transmitidos entre generaciones en los pueblos originarios de México, garantizando su identidad cultural.

San Juan Chamula, un pueblito indígena ubicado a las afueras de San Cristóbal de Las Casas, nos muestra cómo sobrevive la cultura maya, su religión y sus ritos. Así, en su templo católico pudimos observar y vivir el espíritu de los antepasados en los rituales y los símbolos, entremezclando la cruz, imágenes de los santos con la sangre, los sacrificios, la luz, el alcohol, las supersticiones y las creencias y mitos comunales. Sus paredes rodeadas de imágenes de santos, decorados con mantas de múltiples colores, imposibilitaban el acceso a las largas paredes del templo. El piso se ahogaba en un mar de ramas, hojas verdes, naturaleza vegetal. El salón sin bancos ni mesas en el medio permitía la libre disposición de sus miembros para realizar los rituales entre familiares y amigos.

Así pequeños grupos de personas a lo largo del templo, sentados en el piso, rodeados de velas de diferentes colores (cada color con su sentido específico), buscaban la conexión con sus dioses, Dios o antepasados.

La presencia de una bebida alcohólica tradicional no faltaba en el ritual, así como también los sacrificios, no ya de humanos, sino de animales: era habitual la utilización de gallinas para sacar el mal que invade a alguna persona. Mientras en el altar se celebraba misa (de religión católica apostólica romana), en el centro del salón se llevaba a cabo estos rituales: Sincretismo religioso.

Fácil es derribar un templo y un centro político, matar a sus guerreros y quedarse con sus mujeres, robarse su oro y quemar su historia imponiendo la propia pero no matar las prácticas culturales y religiosas que aún siguen estando vivas en sus usos y costumbres. La identidad maya aún se preserva en el imaginario de su pueblo. Cortés no ha logrado vencer a Moctezuma.

4 de agosto de 2008

Simplemente... FRIDA

"La obra de Frida es ácida y tierna, dura como el acero y fina como las alas de las mariposas. Adorable como una sonrisa y cruel como la amargura de la vida. Creo que nunca antes una mujer ha puesto tan angustiosa poesía en su lienzo". (Diego Rivera)


Algunas frases de Frida:

Sobre ella
"Yo quisiera... poder hacer lo que me de la gana detrás de la cortina de "la locura" Axial: arreglaría las flores, todo el DÍA, pintaría el dolor, el amor y la ternura, me reiría a mis anchas de la estupidez de los otros, y todos dirían: pobre! está loca. (sobre todo me reiría de mi estupidez) construiría mi mundo que mientras viviera sería mío y de todos..."

Sobre Diego Rivera
"Diego en verdad es muy grande que yo no quisiera ni hablar, ni dormir, ni oirán querer. Sentirme encerrada sin miedo a la sangre, sin tiempo ni magia, dentro de tu mismo miedo, y dentro de tu gran angustia, y en el mismo ruido de tu corazón. Toda esta locura, si te la pidiera, yo sé que sería para tu silencio sólo turbación. Te pido violencia en la sinrazón, y tu, me das gracia, tu luz y calor. Pintarte quisiera, pero no hay colores, por haberlos tantos, en mi confusión, la forma concreta de mi gran amor. Cada momento, el es mi niño, mi niño nacido cada ratito, diario de mí misma"

"Si tan solo tuviera cerca de mí su caricia. Como la tierra al aire se la da. La realidad de su persona me haría más alegre, me alejaría del sentido que me llena de gris. Nada en mí ya sería tan hondo, tan final. Pero cómo le explico mi necesidad enorme de ternura!, mi soledad de años, mi estructura inconforme por inarmónica, por inadaptada. Yo creo que es mejor irme, irme y no escaparme. Que todo termine en un instante, ojalá".

"Tu lo entiendes todo. La unión definitiva. Sufres, gozas, amas, rabias, besas, ríes. Nacemos para lo mismo. Querer descubrir y amar lo descubierto. Oculto. Con el dolor de siempre perderlo. Eres bello, tu belleza yo te la doy. Suave en tu enorme tristeza. Amargura simple. Arma contra todo lo que no te libera, rebelión contra todo lo que te encadena. Te amas, quiéreme como centro, yo como a ti. No lograré más que un recuerdo prodigioso de que pasaste por mi vida dejando joyas que no recogeré sino cuando te hayas ido. No hay distancia. Hay tiempo, óyeme acaríciame con lo que busques y con lo encontrado. Me voy a ti y a mi, como toda la canción mirada."

Sobre la Revolución
"La revolución es la armonía de la forma y el color, y todo está y se mueve, bajo una misma ley, la vida. Nadie está aparte de nadie. Nadie lucha por sí mismo. Todo es todo y uno. La angustia y el dolor, el placer y la muerte no son nada más que un proceso para existir, la lucha revolucionaria es una puerta abierta a la inteligencia."

Sobre la Vida
"Nada vale más que la risa. Es fuerza reír, y abandonarse, ser ligero. La tragedia es lo más ridículo que tiene "el hombre" pero estoy segura que los animales, aunque "sufren" no exhiben su "pena" en "teatros" abiertos ni "cerrados" (los hogares). Y su dolor es más cierto que cualquier imagen que pueda cada hombre "representar".

(Pequeño homenaje a Magdalena del Carmen Frida Kahlo Calderón, ícono del arte moderno latinoamericano, mujer y artista única)

30 de julio de 2008

Imágenes de una noche bohemia.

Con ustedes un video armado por Sofi Pi, con fotos de Sofi Bu, y música de Astor interpretada por El Afronte.



Aclaraciónes:
* Para apagar el volumen tocar con el mouse a la derecha de donde dice slide.
* Los botones + y - sirven para incrementar o disminuir la velocidad en que pasan
las fotos.
* Tocando con el mouse el videito del extremo inferior izquierdo, se puede ver el video de la interpretación piazzolliana de "El Afronte"

28 de julio de 2008

Maldita Milonga: Otra noche Bohemia

Fotografía por Sofía Butler

Luego de la justificación conceptual de esta clase de noches compartidas pasaré a relatar la noche del Miércoles:
El sonido del bandoneón nos dejó desconcertadas. Su sonido al unísono del violín, el grave sonido del contrabajo, y el violonchelo con su estética apariencia hacían del escenario una imagen armónica y apreciable a la luz de los ojos.
Las manos del pianista parecían desaparecer en cada momento que el sonido del piano deleitaba nuestros sensibles oídos. Sus dedos se desvanecían en los rápidos movimientos al compás del dos por cuatro.
Esta típica orquesta de tango se conformaba por jovenes músicos talentosos que se hacían llamar "El afronte".
Gente de todos lados del mundo acompañaba este sentimiento de identidad argentina, disfrutando de unas deleitables empanadas criollas y un sabroso (pero un tanto insectuoso) café.
En la pista bailarines vestidos con sus ropas típicas no dejaban atónitas, flotando en un mar de ensueños, romanticismo y sensualidad. Bailaban como si los cuerpos se fusionaran en uno solo, y se desvanecían en una imagen fugaz y brillante.
Un cantante entusiasta cada tanto hacía su aparición en el escenario, con sus tan efusivas y apasionadas interpretaciones- que te producían escalofríos de tan solo escucharlo. Y esto fue otra de nuestras noches bohemias, una milonga típica, en una clásica calle de San Telmo, una noche de amigas, para dejarnos sorprender nuevamente por la cultura porteña.

25 de julio de 2008

Disparates Disparados por la Inclusión de un Contador

"La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla", sentenció alguna vez el Gabo García Marquez, un personaje latinoamericano con el que aún no me encariñé. So pesar de este distanciamiento intencionado, me apoderé de su frase ni bien me puse a meditar el porqué de la inclusión de un contador de visitantes de este blog.

¿Qué tan importante es que un ente ajeno tenga conocimiento de lo que uno mismo haya realizado? Si una de las consignas del existencialismo Sartreano es que el hombre existe en la medida en que se realiza, en que es el conjunto de sus actos y nada más. ¿Hace falta que un tercero conozca nuestros actos? Si nuestros actos los conocemos sólo nosotros mismos, ¿existen, son?

Si como decía Jorge Guillermo Hegel: "En el pensamiento es donde reside la libertad". ¿Será que, como al contar uno hace pensar al otro y a uno mismo, un cuento brinda un ápice más de libertad a uno mismo y a quien se lo cuenta?

Si, tal como dice una de mis frases predilectas, "No es la conciencia del hombre la que determina su ser, sino, por el contrario, es la existencia social lo que determina su conciencia" ¿Podremos generar conciencia en otros a partir de nuestra propia existencia? ¿Podremos torcer nuestra existencia social, ya forjada sin nuestro consentimiento desde el día que aparecimos en el mundo? ¿Cuánto ayuda una noche bohemia? ¿En qué medida influye un viaje por lugares inhóspitos, una comida callejera, o una charla enriquecedora con un extraño? ¿A cuántos seres ayudamos contándolo? ¿Mutaremos la inmutable existencia social de alguno?

Perdón por esta serie de disparates (flor de disparate codear al Gabo con Hegel, Sartre y Marx, ¿les dije que no me había encariñado no?) Pero a pesar de que este escrito sea en si mismo disparatado, no quería dejar de compartirlo. Para que no quede encerrado en mi propio pensamiento. Para que libere. Para que derribe férreas existencias sociales. Para que exista.