21 de agosto de 2008

De Haber Sabido...



Mi intención no es anticipar el desenlace de la apasionante Aventura de las Viajerasviajantes recientemente posteada, pero si, indagar acerca del espacio geográfico en el que las viajerasviajantes estaban hospedadas, para que el lector pueda por sí mismo, elucubrar las posibles sorpresas del capítulo III de la historia (que calculo que estará posteado en el blog en pocos días más).

Lo cierto es que las viajerasviajantes estaban hospedadas en la rua 28 de Setembro, a la vera del famoso Pelourinho. Estos son algunos de los comentarios que aparecen en google acerca de la calle (aquellos que estén escritos en portugués serán directamente traducidos al español).

Dice en http://www.ucm.es/BUCM/revistas/ghi/02119803/articulos/AGUC9797110069A.PDF
" Desde el punto de vista social, el proyecto optó por mover la población que vivía en las colmenas, en esos «asilos de miseria>t Está claro que este movimiento, que cambió radicalmente la composición social del área, generó fuertes controversias ya que supuso la exclusión social del 90% de sus antiguos moradores. En las etapas iniciales se han movido a 454 familias con un coste en indemnizaciones de 500.000 dólares estadounidenses, según aparece en los informes del gobierno del Estado. La mayor parte de los moradores de la antigua comunidad emigró hacia diversas partes de la ciudad, sobre todo, hacia los bordes fronterizos con el área recuperada; La calle 28 de setembro”

En un artículo titulado "Crack devasta vidas em Salvador" en http://www.abpbrasil.org.br/clipping/exibClipping/?clipping=6049 dice:

" El muchacho, ni vien consigue algunas monedas, sin saber que está siendo observado, se dirige a la calle 28 de Setembro, más conocida como la "crackolandia" de Bahia "


" Personas que residen en el centro histórico cuentan todavía que el tráfico está pulverizado, con decenas de bandidos actuando. La mayoría comercializa crack y marihuana, principalmente en las areas degradadas, como la calle 28 de Setembro, lugar que quedó popularmente conocido como Crackolandia"

Pero creo que el comentario más importante que hay que tener en cuenta para develar el misterio de las viajerasviajantes es el siguiente, encontrado en http://www.creaba.org.br/revista/Edicao_07/longe_dos_olhos_Pelourinho.asp

"Es conocida como cracolandia y ningún ciudadano en su sano juicio pasa por allí después de las 16 hs", dicen sobre la calle 28 de setembro

¿Pero si las viajerasviajantes andaban pululando y comiendo pizza de prestado después de las 16 hs? ¿En qué condiciones llegaron a la casa cuando pipi sopló las velitas? ¿Habrán salido o no aquella noche?

Yo, al menos, no aguanto el misterio!!!!


6 comentarios:

Cande dijo...

uuu. que útil le hubiera venido este post a las superamigas aquella tarde de febrero..... muy pasadas las 16 hrs.

Cande dijo...

(19 en 27)

cande dijo...

(sepan disculpar, estoy cebada, enocntre mas:)

http://www.correosdelamar.org/pagine_spagnolo/diario_de_a_bordo_ita.htm

"Si, crackolandia, el país del crack: la favela que encontramos justo detrás de las fachadas recién restauradas. Parece imposible, pero así es. A la vuelta de la esquina, justo detrás de los monumentos históricos, está la favela, dura y peligrosa, donde a tres pasos de la policía, y a plena luz del día, vemos niños fumando crack y corremos el riesgo de ser asaltados."

Viajera Viajante dijo...

crackolandia jaja, somos 1 zarpadas! debe ser más o menos la cocina de droga de todo brasil y nosotras ahi con nuestras mochilitas como si nada.
nuestra casa parecía 1 fuerte de la cantidad de rejas y trabas q tenía!

sofi b dijo...

y no quiero decir nada pero cuando la acompane a cande a hablar pr telefono, pasadas las 16 hs y estando el resto del grupo en el depto, la pase muy mala...y habla bubu que es una colgada de la vida y para la cual nunca pasa nada...estaba aterrada de tan solo sentir la tension en el ambiente y mi amiga cande hablando por telefono como si nada...nunca se percato...

Cande dijo...

es verdad. nunca me percaté.

y habla cande, siempre atenta y cuasi pareanoica frente a los peligros que ofrece lo desconocido.